jueves, 21 de abril de 2011

CARLOS ALOÉ Y EL PRIMER HOMENAJE OFICIAL AL COMBATE DE LA VUELTA DE OBLIGADO (1953)


Combate de Obligado. Discurso pronunciado por el Excmo. Señor Gobernador de Buenos Aires Don Carlos Aloé el 5 de diciembre de 1953, Eva Perón, Provincia de Buenos Aires/Ediciones del Ministerio de Educación, 1954.




                                          Por Sandro Olaza Pallero


Sostiene Julio Stortini que el revisionismo histórico argentino intentó construir una “contrahistoria” que develara aquella que había sido deliberadamente tergiversada por la historiografía liberal y que había servido como instrumento de legitimación de la entrega del país a los intereses extranjeros. Este hallazgo de una historia “verdadera” exigía rescatar del olvido a quienes habían luchado en el pasado por la defensa de la tradición, de la unidad y de la soberanía nacional. Intelectuales, periodistas, militares, docentes y profesionales, reivindicaron a Juan Manuel de Rosas como figura paradigmática de la nacionalidad.
Hay que señalar que la irrupción del peronismo renovó al revisionismo en menor medida de lo que era posible esperar. Si se analiza la temática y las claves de indagación del pasado nacional, como también las declaraciones de principios, en escasas oportunidades se percibe la influencia del peronismo en la construcción argumentativa de los revisionistas. Quizá el contexto de la época se expresó mejor a través de la profundización del aspecto confrontativo y retórico del revisionismo y en la búsqueda de un público popular que parecía más receptivo que los grupos tradicionalmente interpelados por el movimiento. [1]
El 5 de diciembre de 1953 se llevó a cabo el primer homenaje oficial al combate de la Vuelta de Obligado. Carlos Aloé, gobernador bonarense, encabezó el acto en la Vuelta de Obligado, donde inauguró las obras de construcción recordatorias de este hecho histórico. Su discurso fue publicado un año después por el Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires.
En el texto se hace intérprete del homenaje de Juan Domingo Perón a los héroes de Obligado y señala los antecedentes del conflicto: “Soy intérprete en este emotivo momento, del homenaje profundo de patriota y de argentino que el General Perón rinde a los héroes que aquí murieron defendiendo la soberanía nacional. Y traigo la representación del Gobierno y del pueblo todo de la provincia de Buenos Aires para honrar a los héroes que en la Vuelta de Obligado, por la voz del cañón argentino, dijeron al mundo que la República Argentina debía ser la nación libre y soberana que habían recibido de San Martín. El combate de la Vuelta de Obligado no es un episodio más en la historia argentina. Es necesario que se recuerden aquí las causas determinantes de esta acción, cuál fue su motivo y cuál fue su consecuencia. En el año 1838 la escuadra francesa, en combinación con malos argentinos que no fueron capaces de sobreponerse a las pequeñas y deleznables pasiones políticas, habían decretado el bloqueo del Río de la Plata. Quienes así obraban desconocían el profundo significado que para nuestro pueblo tienen la Patria y su soberanía. Y así, con la derrota más humillante del extranjero, en el año 1840, se firmó el acuerdo Arana-Mackau, por el que nuestro país reafirmó solemnemente su dignidad y sus derechos. Años más tarde, movidos por los mismos oscuros designios que impulsaban a aventureros europeos e impulsaban también a malos argentinos a favor de una cuestión interna en la guerra de la Banda Oriental, se provocó nuevamente la intervención extranjera y se produjo el robo ignominioso de los barcos del glorioso Almirante Brown, en Montevideo…Compañeros: hoy, a 108 años de la gesta, el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, por la inspiración rectora del Conductor de la Nación, el general Perón, viene a rendir este fervoroso homenaje a los héroes que aquí murieron…En esa tradición y en esos hechos se va formando el alma nacional; en acontecimientos como la Vuelta de Obligado se va gestando el espíritu de la raza, en ellos el sentimiento popular se identifica hondamente con las Fuerzas Armadas de la Nación, cuyos exponentes de aquella época asumieron la tremenda responsabilidad de conducir la desigual pero indeclinable lucha por la Patria”. [2]
El acto fue reproducido por diversos medios periodísticos y por el Boletín del Instituto de Investigaciones Históricas Juan Manuel de Rosas, que señalaba: “Acto de justicia histórica: El 5 de diciembre último una gran satisfacción invadió el pecho de los argentinos que sostienen las verdades históricas del revisionismo. En una solemne ceremonia militar y popular, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, señor Carlos Aloé, inauguró las obras de conservación y embellecimiento de los históricos parajes de la Vuelta de Obligado, junto al río Paraná, lugar donde el 20 de noviembre de 1845, las baterías argentinas del general Mansilla defendieron denodadamente la soberanía nacional en un desesperado intento por contener a los buques anglo-franceses que pretendían forzar el paso del río. Esta es la primera vez que se ha rendido un homenaje de carácter oficial a los gloriosos marinos y soldados que ofrendaron su vida en el combate de la Vuelta de Obligado”. [3]
Días antes, el 2 de diciembre, el gobernador destacó en un artículo titulado “Fiel a Perón y a la Historia, Aloé señaló la segura justicia de Rosas”, publicado por La Fronda: “La figura de Rosas, deslumbrante de energía, disciplina, valor, rectitud y sentido social, cualidades fincadas en una cepa criolla de prócer vocación, fue tratada con todos los odios mortales del extranjerismo y envuelta en una fábula infamante por quienes asumieron la indescriptible audacia de hacer la relación de los sucesos que se desarrollaron en su tiempo”. [4] En la misma fecha el diario La Época también rememoraba este acontecimiento en el artículo La Vuelta de Obligado, primera gloriosa jornada en defensa de la soberanía argentina contra una coalición franco-británica”: “Se han cumplido 108 años del combate de la Vuelta de Obligado uno de los hechos que más merecen destacarse en nuestra breve y gloriosa historia, y que había sido olvidado ex profeso, durante el régimen oligárquico al servicio del imperialismo, al que no quería molestarse con tal recuerdo”. [5]

Notas:

[1] Stortini, Julio, “Polémicas y crisis en el revisionismo argentino: el caso del Instituto de Investigaciones Históricas “Juan Manuel de Rosas” (1955-1971)”, en Devoto, Fernando y Pagano, Nora, La historiografía académica y la historiografía militante en Argentina y Uruguay, Buenos Aires, Biblos, 2004, pp. [81]-83.
[2] Boletín del Instituto de Investigaciones Históricas Juan Manuel de Rosas n° 17-18, Buenos Aires, Enero-Abril de 1954, pp. 6-7.
[3] Ídem, p. 6.
[4] Ibídem, p. 2.
[5] Ibídem, p. 8.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog